Durante dos meses, el COFM incidirá en los riesgos de comprar fármacos fuera de las farmacias autorizadas

No compres medicamentos a ciegas en Internet’. Este es el mensaje de salud pública que desde hoy y hasta el próximo 15 de diciembre emitirán las principales radios y se podrá ver en las calles, medios de transporte y en las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid, además de en Internet.

La campaña de comunicación promovida por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) para luchar contra la venta ilegal de medicamentos en Internet tendrá una duración de dos meses y pretende llegar a todos los ciudadanos a través de una difusión amplia y utilizando distintos medios y plataformas.

El objetivo de esta iniciativa, que cuenta con el respaldo de la Comunidad de Madrid, es alertar a la población de los riesgos de comprar fármacos fuera de las farmacias autorizadas, además de reivindicar la figura del farmacéutico como garante en la compra de medicamentos en Internet.

El contenido de la campaña incide en dos mensajes ante el crecimiento y alcance de las falsificaciones de medicamentos en Internet: solo las farmacias autorizadas pueden vender fármacos a través de este canal y únicamente pueden adquirirse medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica. Si no se cumplen estas dos condiciones, la venta online es ilegal, advierten los farmacéuticos madrileños, que emplazan a la población y, sobre todo, a los más jóvenes a asegurarse en primer lugar de la legalidad del sitio web.

El presidente del COFM, Luis González Díez, considera que “los farmacéuticos tenemos un compromiso con la salud de los ciudadanos y jugamos un papel importante para que no lleguen medicamentos falsificados a los pacientes”. “La mejor forma de evitarlo es prevenir y anticiparse informando a la población sobre cómo comprar fármacos online con total garantía y control sanitario”, asegura.

Los farmacéuticos recuerdan también que Internet no es el único canal donde se trafica ilegalmente con medicamentos por un valor de 1.400 millones de euros al año solo en España, según calcula la Policía. Otros establecimientos como gimnasios, herbolarios, sex-shops o parafarmacias, entre otros, también venden medicamentos de forma fraudulenta, entre potenciadores de la función sexual o de la masa muscular, psicoestimulantes, suplementos y complementos vitamínicos, adelgazantes, abortivos, analgésicos o antibióticos, entre otros fármacos intervenidos en 2016.

Los ciudadanos pueden encontrar más información sobre la campaña del COFM en la web (www.tusaludpordelante.com).

 

Pin It on Pinterest