El Plan de Empleo de Cruz Roja, que apoya a las personas que lo tienen más difícil para participar en el mercado de trabajo, dio a conocer ayer sus datos de atención en 2018: Más de 6.600 personas mejoraron su empleabilidad con su esfuerzo y el apoyo de la organización durante el pasado año en la Comunidad de Madrid. De ellas, más de 4.000 (el 61%) fueron mujeres, quienes siguen siendo la población que sufre mayores brechas y desigualdades para acceder al mercado laboral, seguidas por las personas migrantes y refugiadas, jóvenes sin cualificación y personas desempleadas de más de 50 años.

En 2018, más de 2.000 personas accedieron a una oportunidad laboral en nuestra región tras su paso por el Plan de Empleo de Cruz Roja, y alrededor de 4.500 han mejorado sus competencias profesionales, aumentando por tanto sus posibilidades de acceder a un empleo. La mayor parte de estos perfiles corresponden a las personas que están más alejadas del mercado laboral: un 20% no tiene estudios y un 94% se encuentran en situación de paro o inactivas.

Estos resultados no serían posibles sin la colaboración de las empresas, que suponen una parte fundamental para transformar el mercado de trabajo. El Plan de Empleo de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid ha contado en el último año con 591 empresas colaboradoras que han permitido gestionar más de 1.700 vacantes y más de 1.000 prácticas formativas en diferentes sectores que necesitan profesionales y apuestan por brindar una oportunidad a quienes más lo necesitan.

Además, más de 200 personas voluntarias de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid aportaron su tiempo, sus conocimientos y su experiencia para apoyar los procesos de inserción laboral a lo largo de 2018.

Las actuaciones del Plan de Empleo de Cruz Roja están dirigidas a mejorar la empleabilidad y el acceso al empleo de quienes lo tienen más difícil, desde la orientación en la búsqueda de trabajo hasta la propia inserción laboral, pasando por acciones formativas y prácticas profesionales que permitan trabajar en un sector determinado.

Detrás de las grandes cifras se encuentran personas a las que una oportunidad les ha cambiado la vida, como a Carolina, una mujer mayor de 45 años que tras varios años trabajando de forma intermitente en empleos muy precarios decidió reforzar su formación y participar en un curso específico en Atención al Cliente. Ahora, y gracias a la mediación de Cruz Roja, está trabajando en una residencia, en el área de recepción y atención al cliente. “Durante la formación he descubierto que tengo habilidades de comunicación– apunta Carolina- y también algunos puntos débiles que estoy intentando mejorar. Lo que me llevo de mi paso por Cruz Roja es la humanidad y buen hacer de la personas que forman parte de esta Institución”.

“El Plan de Empleo es un puente entre las personas y el mercado laboral. La fórmula funciona cuando sumamos la colaboración de las empresas, que valoran mucho las competencias, la motivación y la preparación de los participantes, así como la profesionalidad y dedicación de los equipos de empleo de Cruz Roja”, señala Antoni Bruel, coordinador general de Cruz Roja.

Además, en este esfuerzo, el Plan de Empleo de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid cuenta con el apoyo de las siguientes administraciones públicas y entidades privadas : Fondo Social Europeo; Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (asignación IRPF); Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad; Instituto de la Mujer y para la igualdad de oportunidades; Consejería de Políticas Sociales y Familia de la CAM; Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid; Agencia para el Empleo del Ayuntamiento de Madrid; Fundación Bankia; Fundación La Caixa; Fundación Land Rover; Fundación Gira Coca Cola; Fundación Accenture y Fundación Santa Lucía.

 

Pin It on Pinterest

X