Iberia inauguró ayer oficialmente su Premium Lounge Dalí en la T4 del aeropuerto de Madrid, un exclusivo espacio que se ha ampliado hasta los 2.000 metros cuadrados y que ahora ofrece 455 asientos, casi 100 más que antes.

Fiel a su filosofía de que “cada día es el primer día”, Iberia ha renovado completamente su Premium Lounge Dalí para mejorar la experiencia de viaje de sus clientes, y ha diversificado sus servicios para atender a quienes hacen una visita rápida a la sala y también a quienes tienen más tiempo para disfrutarla.

La recepción se encuentra ahora en la zona norte, más cerca de la zona de facturación del Puente Aéreo para favorecer el flujo de estos clientes y, además, hay un fast track que agiliza el acceso de los clientes que viajan sin invitados.

Dentro ya de la sala, la vinoteca tiene también una nueva ubicación que separa dos zonas: la norte, que es más dinámica, enfocada al cliente de negocios que realiza una breve visita y que necesita encontrar fácilmente todos los servicios; y la sur, dirigida a aquellos clientes que disponen de más tiempo y donde se encuentran también las duchas y la zona infantil.

Precisamente, el servicio de duchas es uno de los más demandados, por eso Iberia ha ampliado el número de duchas y el espacio dedicado a este servicio. También se ha renovado y reubicado la zona de descanso, con 5 chaise longues en estancias más individualizadas.

En la Premium Lounge Dalí los más pequeños tienen también su espacio: una zona infantil con un divertido mobiliario adaptado para ellos con Xbox, juegos de mesa y televisión.

Conectividad, conectividad, conectividad

En su Premium Lounge Dalí, Iberia ha mejorado la conectividad sensiblemente y sus clientes podrán disfrutar ahora de conexión wifi ilimitada. Además, cada asiento dispone de un conector USB y un enchufe para poder cargar cualquier dispositivo electrónico; los asientos están distribuidos a lo largo de la sala en grupos de cuatro alrededor de un mueble de conectividad que también hace las veces de mesa.

También hay conectores en las mesas de la zona de la cafetería y, en la zona más tranquila de la sala, también se han instalado dos barras y dos mesas con tres puestos de trabajo.

Vinoteca y cuatro coffee corners

Una amplia vinoteca de 120 metros cuadrados recibe a los clientes y les invita a disfrutar de una cuidada selección de 22 vinos de las más prestigiosas denominaciones de origen de España: trece tintos, ocho blancos y un rosado, además de una amplia selección de licores y una extensa carta de cervezas tostadas, sin gluten, y otras Premium.

Esta vinoteca, además, separa la Premium Lounge Dalí en dos zonas – la norte y la sur-, en cada una de las cuales se han situado dos islas de gran tamaño –total cuatro-. Además, cuatro cofee corners, dos barras, y varias neveras completan la oferta gastronómica y permiten una mejor presentación de los productos que se ofrecen: un buffet con todos los ingredientes para que los clientes se elaboren sus propias ensaladas, sándwiches de pan con semillas de amapola, pequeños bocadillos de pan de cristal, pulgas de pan de tomate, wraps, y un rincón healthy con bebidas vegetarianas.

Ahora es posible tomar en la sala un desayuno mediterráneo, con pan con tomate, queso fresco, pavo…, o bien con bollería, fruta natural…

También se han incorporado consomé y cremas vegetarianas en invierno, y gazpacho o salmorejo en verano. Y en el nuevo buffet pueden encontrarse panes sin gluten, leche si lactosa y todo tipo de alimentos para personas con diferentes intolerancias.

Premium lounge Dalí más Dalí que nunca

En esta nueva etapa de la Premium Lounge Dalí, Iberia ha querido también reforzar su vinculación con el pintor catalán y, en el evento de inauguración de la sala, sorprendió a sus clientes con la exhibición de dos obras únicas: los cuadros “Pastor del Ampurdán” y “Sirena Alada de la Costa Brava” que Dalí pinto en 1972, para que se exhibieran en los aviones DC-10 que Iberia estaba recibiendo en ese momento.

 

X