Durante 2017 el sector de la construcción mostró una tendencia inestable en todo el mundo. Pese a ello, Schindler logró no solo sortear esta situación, sino conseguir crecer tanto en nuevas instalaciones como en la ampliación de servicios gracias, en parte, a su consolidada presencia internacional. De esta manera la multinacional suiza consiguió aumentar su cuenta de resultados un 5,9%, alcanzando los 10.989 millones de francos suizos. El beneficio operativo (EBIT) subió un 4,8%, hasta los 1.187 millones de francos suizos, y el margen EBIT llegó hasta el 11,7%. El beneficio neto, por su parte, también creció un 7,4% (884 millones).

En este marco competitivo, el beneficio operativo aumentó un 10,1% y el margen EBIT subió 0,5 puntos hasta alcanzar el 12%. El beneficio neto creció un 15,4%.

Estos buenos resultados podrían verse incrementados gracias a la implantación de nuevos productos competitivos y servicios orientados al cliente que está poniendo en marcha la Compañía. Además de este crecimiento orgánico a nivel global, el fuerte posicionamiento local de la multinacional contribuyó a consolidar esta evolución positiva, unas medidas que se enmarcan dentro de la estrategia de crecimiento que sigue llevando a cabo Schindler.

El Internet de ascensores y escaleras mecánicas es otra de las prioridades que se han materializado durante el pasado ejercicio con el lanzamiento de ‘Schindler Ahead’, la plataforma de conectividad en la nube que supuso un hito en la transformación digital del sector.

Otro de los puntos clave de este éxito en los resultados es el crecimiento de la Línea de Negocio de Nuevas Instalaciones durante 2017 y una cartera de productos en constante aumento. Así, China supone una piedra de choque para este despliegue mundial con el lanzamiento de los primeros sistemas modulares en ascensores dentro del plan estratégico 2018/19.

Pin It on Pinterest

X